RESOURCES MY WORLD


 
ÍndiceCalendarioFAQBuscarRegistrarseConectarse
Conectarse
Nombre de Usuario:
Contraseña:
Entrar automáticamente en cada visita: 
:: Recuperar mi contraseña
★ Frases.
★ Miku's Clock
★RMW



★Deviantart


Afiliados.






Últimos temas
» Hi!
Sáb Oct 06, 2012 8:03 pm por Kin-Shannay

» Tag Wall Enero 2012 By Phoenix
Dom Feb 05, 2012 7:43 pm por phoenixzwolf

» helous!!!
Sáb Ene 21, 2012 9:59 pm por lady_alucard

» Hii :'D
Lun Dic 12, 2011 12:56 pm por Fame!

» Pon un videojuego
Miér Jun 15, 2011 3:57 pm por inFamous

» ¿Qué estás escuchando?
Miér Jun 15, 2011 3:47 pm por inFamous

» El último que postee gana.
Miér Jun 15, 2011 3:45 pm por inFamous

» La historia de Vuestros Nicks~
Miér Jun 15, 2011 3:37 pm por inFamous

» Bip, Bip. ¿Hay vida por aquí? >:D
Miér Jun 15, 2011 3:10 pm por inFamous

Mejores posteadores
Lady Lumnaris
 
Ghost of Shadows
 
Tobi
 
TheRedQueenOfHearts
 
Lumière
 
Uskhy
 
Fairy Night
 
Calintz
 
Ainek
 
Mae
 

Comparte | 
 

 Alessandro

Ir abajo 
AutorMensaje
Uskhy

avatar

Femenino Acuario Cabra
Mensajes : 152
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 10/12/2010
Edad : 26

MensajeTema: Alessandro   Miér Mar 02, 2011 2:20 am

Aún esta en construcción y no se si tendrá mucha continuación, poca, o se quedará inacabado. Solo espero que os guste y comenteís vuestras opiniones. En cuanto al título aún no esta definido para nada, asíque conforme evolucione la historia, le buscaré un título adecuado.

Capitulo 1:

Hace mucho tiempo, amé de una manera única, como nunca ame, como nadie amo jamás. Era totalmente única grandiosa y majestuosa su belleza era tal, que a los ojos de la gente era incomprensible, incluso hasta a mis ojos propios le parecía ininteligible.
Me cegué en que eso no podía ser así y me cerré, me cerré olvidando al amor en un rincón, escondiéndolo en el lugar más recóndito de mi cuerpo.
Mas esta claro, que algo así nunca muere, nunca roza si quiera el olvido, porque sigue creciendo más y mas a cada vez desterrando al olvido, poniéndose por encima de este.
Algo capaz de hacer desaparecer al propio olvido, es aterrador, no se puede adivinar que es, tan solo es eso, aterrador. Es como querer hacer desaparecer la oscuridad, impensable para unas manos humanas.
Pues bien él logro destruir mi oscuridad, eclipsándola con su brillo, no un brillo solar, ni lunar, ni de una luz generada por corriente eléctrica.
Era algo mágico sin más, no tenia explicación alguna.
Y de pronto cuando menos quería asumirlo, más presente estaba en mí, llenando mi vida de unicornios, dragones, hadas, gnomos, y todo ser fantástico con el que alguna vez algún cerebro humano hubiese sido capaz de soñar.
Mas bien para mi fue un Big-Bang lleno de vida y de esperanza, de color, de armonía de felicidad.
Yo no lo sabía en ese momento, pero supe que nunca mas tendría miedo, porque había destruido mi oscuridad. Ni estaría sola, porque se había superpuesto a mi soledad, ni tendría frío porque su calor me hacia achicharrarme aun desnuda en el polo norte.
Su amor era tan potente y atrayente que cuanto mas podía rechazarlo, mas se acercaba a mí con una fuerza infinita.
Y sin darme cuenta sus caricias no eran simples caricias, eran ráfagas de mariposas recorriendo mi cuerpo. Y sus besos eran tan intensos que me hacían temblar casi hasta el punto del desvanecimiento
Mientras su mirada era tan ardiente que conseguía derretir todo el hielo que había en mí.
Simplemente, era tan electrizante la simple mención de su nombre, que me era imposible pronunciarlo.
Él se convirtió en algo tan importante, algo que atesoraba con tanto cuidado que ni siquiera me atrevía a hablarle o tocarle, por si mancillaba la pureza de su ser.
Le admiraba, me fascinaba. Sus ojos para mi poseían el efecto de medusa, petrificaban cada micra de mi piel.



La primera vez que le vi fue por casualidad. Estaba paseando como de costumbre por los barrios de mi zona y simplemente, él paso, e inevitablemente me quede embobada mirándole. Su cabello negro largo, era aún más brillante que el lazo de raso negro que adornaba en mi pelo. Ondeaba con la suave brisa que hacia que su aroma, mezcla de tabaco y flores llegara hasta a mi. Me sonroje al percatarme de que me había mirado de reojo, agache la cabeza sonrojada y camine acelerando por cien la marcha de mi paso. El corazón bombeaba mas sangre de la que disponía amenazando con explotar en mil pedazos en cualquier instante. Aquella noche no fui capaz de dormir, no conseguía deshacerme del olor a tabaco entremezclado con jazmines.
Al día siguiente volví a verlo en el mismo lugar a la misma hora, y me percate de su silueta. Era el doble de alto de lo que yo había creído, a su lado era aun mas insignificante. Me entristecí tanto que antes de que él pudiera si quiera pensar que había alguien rondando cerca de su zona de incertidumbre, agache la cabeza y gire, por un lugar diferente del de siempre. Estaba cambiando el recorrido que tanto me gustaba por un hombre que ni siquiera sabía que existía. Eso me hacia sentirme demasiado desgraciada, y el pecho dolía desgarradoramente. Así que aunque no lograba sacarlo de mi cabeza, decidí no pensar en él y creer que encontrarnos eran meras coincidencias.
Pasaron unos cuantos días antes de que pudiera volver a retomar mi habitual ruta de paseo cotidiana. Otra vez a la misma hora, lo volví a ver en el lugar de siempre. Me percaté en ese instante que no podía escapar de su hipnótico embrujo. Empecé a temblar, pero recompuse mi compostura y avance. Estaba peligrosamente cerca suya cuando se acerco a mí.
-Disculpa ¿Tendrás fuego?
-Ah… Si.
Asentí con la cabeza mientras me paraba a rebuscar por el enorme bolso en el que había desparramado mi tabaco, hasta que encontré el mechero. Abrí la tapa e hice girar la rueda dejando encenderse la suave llama para acercárselo con delicadeza y sin temblar en exceso. Me ofreció un cigarro, y le mire con cara de sorpresa.
-Toma, como tengas que volver a buscar en ese bolso te fumarás a ti misma.
-Muchas gracias.- No pude evitar soltar una amplia sonrisa sonrojada mientras agarraba aquella droga que me daba y la posaba en mis labios para comenzar un suicidio que me costaría décadas. Volví a encender el mechero esta vez con una soltura de quien lleva usándolo mas de cuatro años y deje que el humo inundara mis pulmones. Aquel tabaco tenía un sabor extraño, y era un aroma peculiar. Olía a él. Me sonroje inevitablemente. Él rió.
-¿Te parece si vamos a dar un paseo? ¿O tienes algo que hacer?.-Me ofreció la mano con una sonrisa.- Me llamo Alessandro, soy nuevo en la ciudad.
Me quede anonadada, el hombre que había hecho que me comportara como una adolescente, me estaba pidiendo que paseara con él. Acepte sin titubear.
-Claro, puedo enseñarte la ciudad si lo deseas.
-Me encantaría. Pero hay algo injusto aquí, tu tienes un nombre por el que llamarme, yo aún no se como dirigirme a ti. Quizás extraña desconocida que gira cuando me ve para evitarme.
¿Se había dado cuenta de eso? No me lo podía creer, era imposible, ¡Él no sabia que yo existía! ¿Tal vez se había fijado en mi desde el primer día como yo en el?. Sonrojada como a quien acaban de decirle una obviedad de la que uno mismo no se había dado ni cuenta hasta ese momento respondí tartamuda.
-Llámame Layna.- Mis padres siempre habían sido un tanto especiales para todo, por eso mi nombre no era menos.
-Es un nombre interesante, ¿Así que eres la luz de la verdad?.- Se rió
-Y tú eres un protector de la humanidad un tanto extraño. Pensé que era la única que conocía los significados de los nombres griegos.- Reí con él.
-Mi nombre es romano pero podemos darle ese significado si así lo prefieres. ¿Por qué ese nombre?
-Mis padres son historiadores, y cuando nací quisieron que fuese eso exactamente. La nueva luz de la verdad que alumbrará por siempre sus vidas. Les estoy muy agradecida por ello, pero a todo el mundo le sorprende mi nombre.
Nos sonreímos y paseamos un largo rato sin hablar hasta llegar casi a la playa, no sabía ni como actuar, estaba demasiado nerviosa. Di la última calada al cigarro y me percate de nuevo de su sabor.
-¿Qué tabaco es este? Sabe… diferente.
-Es japonés, me hice adicto a él en los cinco años que estuve allí viviendo. No se que haré cuando se me acaben las reservas, aquí no lo hay.
-Sabe bien, creo que me agrada mucho este sabor. Podría acostumbrarme a el con facilidad.- Sonreí. -Bueno esta es la playa, es el sitio mas bonito de la ciudad.
-Si que lo es, al menos de lo que he visto por ahora.
Me percaté de que para mi era un desconocido y era una buena oportunidad de entablar conversación.
-Me dijiste que te acababas de mudar, ¿de Japón?
-Si, mi padre viaja mucho por trabajo asíque no me queda otra alternativa que irme con él a donde haga falta. Aún no tengo ni edad, ni medios para independizarme. Ya he estado por todo el mundo en estos 20 años, Japón, Estados Unidos, Australia, Italia, Colombia… También había estado antes en España, mi madre vive aquí, en Jaén.
-Vaya, has debido de tener una vida muy intensa.
-Si, pero… no es agradable no poder tener tus amigos de la infancia, o una pareja estable. Nunca sabes cuando vas a tener que decirles adiós. No un adiós definitivo, pero un adiós al fin y al cabo.
Me sentía cada vez mas atraía por el color perlino de sus ojos, me tenían completamente embobada, y mi corazón latía sin descanso. Me imaginaba cientos de cosas juntos, anécdotas, y una vida en común, tenía pensamientos absurdos y rápidamente me avergoncé de mi mente soñadora y volví a la realidad. Era simplemente un chico al que acababa de conocer por muy atrayente que resultara. Nos quedamos un rato más, sentados en un banco mirando al mar. Sonrojándome cada vez más y suspirando sin que se diera cuenta, perdida en mis ensoñaciones. Hasta que una llamada al móvil me hizo despertar de mi ensimismamiento.
-Si, ya voy… Lo lamento, esta vez fui a pasear hasta la playa… Si, lo se… No volverá a pasar… Si, no tardare, no te preocupes, ya voy
Colgué.
-Te reclaman tus padres ¿verdad?
-Si, bueno mas o menos. Me tengo que ir lo lamento. Te acompaño hasta donde sepas volver a casa.
-Claro esta perfecto.
Comenzamos a caminar, sin hablar estaba demasiado preocupada para entablar alguna conversación. Cuando llegue al lugar donde nos habíamos encontrado, me despedí con la mano, y me di la vuelta para irme.
-¡Layna!. Espera, dame tu teléfono. Me gustaría volver a verte.
Sonreí como una niña pequeña a la que acaban de decirle que la llevarán esa misma tarde al parque, y me giré asintiendo con la cabeza.
-Claro, apunta.
Le di mi teléfono y apunte el suyo. Me despedí con la mano y marche corriendo.

Estaba exaltada y rebosante de felicidad cuando llegué a casa.
-Ya estoy en casa papi.
Salio a recibirme corriendo y me apretó con fuerza en un abrazo que podría haber matado a un oso.
-Papa… me haces daño.
-Perdón, pero me tenías muy preocupado. No me des estos sustos por favor, si vas a tardar en llegar avisa. La próxima vez que no me llames te castigaré sin esos paseos.
-Lo lamento papi, no volverá a pasar, se me fue la hora y no me acordé de llamarte. Pero no te preocupes ¿vale?. La próxima vez llamaré si me retraso para la cena, no hace falta que te enfades.- Le sonreí.
Me senté a la mesa y me comí aquel pescado que mi padre había preparado con tanto amor. Mantuvimos una amena conversación mientras discutíamos de cosas banales y sin importancia. Cuando terminamos recogí todo y lave los cacharros.
Estaba demasiado cansada, así que me cambie de ropa y me dispuse a acostarme y dejarme llevar por mis ensoñaciones. Estaba apunto de dormirme pensando en lo hermoso que eran sus facciones cuando sonó el móvil.
-Me cago en… me pregunto que coimes querrán a estas horas.
“Me gusto mucho pasar la tarde contigo. Quiero repetirlo cuanto antes. ¿Qué te parece si nos vemos mañana a las 18:00 en la esquina contigua a la floristería donde te pedí fuego?. P.D.: Eres preciosa luz de la verdad.”
Mi corazón freno en seco e inmediatamente se escapo por mi boca latiendo a 150 kilómetros por hora. ¿Qué podía contestar a eso?. No quería que pensase que estaba loca por él sin si quiera conocerle. Y tampoco quería pensarlo yo.
“Claro, será todo un placer héroe, allí estaré. P.D.: Tu también eres precioso.”
Espere un buen rato por si obtenía alguna contestación, pero el sueño llego antes que cualquier mensaje.
Volver arriba Ir abajo
http://uskhy.blogspot.com/
Nymeria

avatar

Femenino Mensajes : 15
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 12/12/2010

MensajeTema: Re: Alessandro   Miér Mar 02, 2011 1:16 pm

Me.... encanta Very Happy
Te faltan un par de comas por ahí, pero es tan genial que da absolutamente igual.
Ahora tengo ansia por leer más y sabes que voy a darte la tabarra hasta que lo continues jaja.
Volver arriba Ir abajo
Lady Lumnaris
Reina del Foro~
Reina del Foro~
avatar

Femenino Libra Gallo
Mensajes : 501
Reputación : 10
Fecha de inscripción : 14/11/2010
Edad : 24
Localización : Según una entidad cósmica cuántica alienígena en una dimensión espacio temporal donde el tiempo pasa muy despacio.

MensajeTema: Re: Alessandro   Vie Mar 04, 2011 9:46 pm

Nymeria escribió:
Me.... encanta Very Happy
Te faltan un par de comas por ahí, pero es tan genial que da absolutamente igual.
Ahora tengo ansia por leer más y sabes que voy a darte la tabarra hasta que lo continues jaja.

TOTALMENTE DE ACUERDO.


Wonderland in my WORLD.


Gracias Fresita por los gráficos.


Regalos.:
 
Volver arriba Ir abajo
http://resourcesmyworld.forosactivos.net
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Alessandro   

Volver arriba Ir abajo
 
Alessandro
Volver arriba 
Página 1 de 1.

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
RESOURCES MY WORLD :: ★ Zone Writer ★ :: Relatos largos.-
Cambiar a: